SUFRIDA VICTORIA EN VIGO

El Fundación Aliados se enfrentó a un motivado y peleón rival

Sáb. 3 diciembre

El Fundación Aliados solventó la visita a la complicada cancha del Iberconsa Amfiv de Vigo, pero no sin complicaciones, ya que el cuadro gallego siempre presenta una dura batalla y, además, cuenta con un jugador como Alejos, que cuando está en el punto álgido de inspiración, resulta imparable, como se pudo comprobar en varios momentos del choque, si bien los vallisoletanos mostraron fluidez en ataque y realizaron una correcta defensa.

El conjunto morado salió con la intención de controlar el juego desde el comienzo, y tomó la iniciativa en el marcador, que no perdería nunca, llegando a una máxima de quince puntos en la segunda mitad, gracias a la efectividad y el dominio en la pintura de Adrián Pérez, Romo y Van Brunschot, que no fueron capaces de frenar los locales, aunque estos mantuvieron una gran consistencia en la primera parte, impidiendo así a los de José Antonio de Castro poner tierra de por medio en el marcador, que en el descanso mostraba un 28-37.

Lo cierto es que, a pesar de tener pocas rotaciones, los gallegos peleaban con sus armas: con esa calidad de Alejos, que estuvo bien respaldado por el alemán Kolb en el apartado anotador, mientras que el Fundación Aliados lograba ir más allá, merced al trabajo grupal, la buena dirección de Maxi Ruggeri y la aportación en ataque de muchos jugadores, puesto que McCarthy-Grogan sumó nueve puntos a su casillero particular, demostrando así su progreso en la adaptación al equipo.

En definitiva, que los vallisoletanos supieron controlar un partido que se presentaba difícil, por el impulso y la motivación del rival, e hicieron valer su poderío en el juego interior para no perder las riendas en ningún momento y añadir otro nuevo triunfo que les permite mantenerse en la parte alta de la clasificación.

PAtrocinador
oficial

PAtrocinadores

Scroll al inicio