LALO PRIETO GUÍA AL UCAM MURCIA HACIA LA FINAL

El mejicano lidera su equipo en un igualado partido decidido en el último cuarto

Sáb. 27 abril

Una final en juego es sinónimo de espectáculo asegurado y eso fue precisamente lo que brindaron el UCAM Murcia y el Gazisehin Gaziantep sobre el parqué del Lalo García, donde ambos equipos se exprimieron, conscientes de lo que había tras la puerta del último pitido: una final que tendrá representante español, el UCAM Murcia.

Los primeros en golpear fueron los turcos. El equipo de Karakafa salió más entonado al partido y sorprendió al un UCAM Murcia que se vio con un 0-6 de inicio que obligaba a una reacción rápida que buscó Frank Belen con un tempranero tiempo muerto. Ese toque de atención despertó a toda la escuadra murciana, en especial a Lalo Prieto. El mejicano se convirtió, con garra, coraje y acierto, en el arquitecto de la remontada española (22-19).

La dinámica continuó en el segundo cuarto, con Lalo Prieto contraprogramando todos los ataques del Gazisehim, liderados por un Mustafa Muhittinoglu empeñado en evitar que el UCAM Murcia entrara en la final por la vía fácil. Ninguno de los dos lograba escaparse en la carrera hacia la final de la Eurocup 3 donde siempre había respuesta a cada envite. Así se llegó al descanso, precisamente, con una canasta de Lalo Prieto que dejó todo por decidir para la segunda mitad del choque pero con el UCAM gobernando el marcador (41-38).

El baile siguió los mismos pasos tras el tiempo de descanso. Envite-respuesta. Sin que resonara un golpe de autoridad de los españoles y con los turcos buscando la zona bajo aro para que Yilmaz o Saglam hicieran su trabajo. La exigencia era máxima y el margen de error mínimo en ambos lados de la pista (50-51). La inspiración de Yilmaz castigó los peores minutos del UCAM Murcia y ambos acordaron dejar el desenlace para el último acto, al que se llegó con un marcador de 59-56 gracias a una canasta de Zarzuela sobre la bocina.

De vuelta a la acción, turcos y españoles se emplearon a fondo en defensa, sobre todo los segundos para intentar crear un colchón desde su corta renta que no decaía gracias a los mimbres de Cusack y Fryer. La peor noticia para los turcos llegó con la descalificación de Yilmaz, uno de sus estandartes, cuando quedaban cinco minutos por jugarse y el UCAM contaba con una renta de cuatro puntos a su favor (72-68). Supo sobreponerse el Gazisehir a ese golpe y continuar plantando batalla hasta que las fuerzas no dieron para más, un hueco que aprovechó el equipo español para colarse, romper el marcador (83-74) y asegurarse su presencia en la final de una Eurocup 3 que encara como único equipo invicto de la competición.

CRÓNICA

PAtrocinador
oficial

PAtrocinadores

Scroll al inicio