EL FUNDACIÓN ALIADOS, TERCERO EN LA EUROCUP

Los vallisoletanos tuvieron que emplearse a fondo para ganar al Gazisehir turco

Dom. 28 abril

El Fundación Aliados ha logrado la tercera plaza de la Eurocup 3, tras vencer al potente Gazisehir Gaziantep turco, que llegó a ponerse a un punto a falta de tres minutos. Pero, en esta ocasión, los vallisoletanos pudieron templar los nervios y supieron frenar, con una buena actuación coral, a un duro rival, que nunca bajó los brazos y que mostró mucha seguridad.

Era importante tratar de llevarse, al menos, la tercera plaza, para estar en el podio de esta Eurocup 3, y los vallisoletanos salieron con ganas de conseguirlo. Trataron de controlar el juego a través de la velocidad de Radi Dagamin, a lo que se añadió el acierto de Amirreza de cara al aro, en los compases iniciales. Pero la defensa no acompañó al ataque, y los turcos aprovecharon para, de la mano de Muhittinoglu y Gurbulak, controlar la pintura y dar la vuelta al marcador, que finalizó con un 20-16 en el primer cuarto.

Con la salida de Van Brunschot para contrarrestar el poderío interior del rival, el cuadro morado mejoró ostensiblemente, logrando recuperar las riendas del choque, con un Dagamin atinado en el plano ofensivo, y con el pívot holandés añadiendo puntos al casillero, desde su dominio en la zona. Pero el Gazisehir sabía cómo superar la defensa del Fundación Aliados, con Yilmaz y Gurbulak, que supieron sacar petróleo de los errores del contrario, para recortar el parcial de 30-36 y dejarlo en un apretado 36-38 al descanso.

Tras la reanudación, el equipo visitante se puso las pilas y, con un excelso Adrián Pérez, no solo pudo dar la vuelta al resultado, sino que obtuvo una renta de siete puntos (44-51), que obligó al entrenador local, Muharrem Karakafa, a solicitar un tiempo muerto para recomponer sus esquemas, rotos por el impulso de los morados, que también añadieron mayor presión defensiva para distanciarse aún más en el electrónico (46-57). La entrada en la pista de Toptas aportó más centímetros al conjunto turco, que supo hacer valer esa faceta para dejar el resultado en 52-59 al término del tercer cuarto.

En el último tiempo, los vallisoletanos sufrieron, y mucho, esa mayor envergadura del rival, que les permitía tener más opciones de tiro con los rebotes, pero se emplearon a fondo y echaron toda la leña al fuego para impedir que el Yazisehir pudiera variar el rumbo del encuentro. Y eso que los turcos llegaron a situarse a tan solo un punto (72-73), a falta de tres minutos. Pero la experiencia y el buen hacer de Adrián Pérez, la seguridad de Matías Méndez en los momentos más complicados, y la valentía de Lasri, amén del trabajo defensivo y de ese ‘trabajo en la sombra’ de jugadores como Soria, fundamental, dejó la victoria en Valladolid.

CRÓNICA

PAtrocinador
oficial

PAtrocinadores

Scroll al inicio