EL FUNDACIÓN ALIADOS SE VE SUPERADO EN EL TRAMO FINAL DEL PARTIDO

La falta de acierto y la superioridad física de los bilbaínos decantaron la balanza a su favor

Sáb. 26 marzo

El Fundación Aliados ha caído esta tarde en su pista frente al Bidaideak Bilbao BSR después de haber cuajado un buen partido en líneas generales, pero que, debido al desacierto de cara al aro contrario y la falta de recambios ante la falta de Johnston a última hora, se ha visto superado en el tramo final del partido por un equipo, el bilbaíno, que de nuevo ha sabido explotar sus recursos, su físico y su particular &lsquo,estilo de juego’.

Y es que los vallisoletanos salieron al comienzo del partido a la pista con las ideas claras en defensa y con acierto de cara al aro contrario, imponiendo sus recursos y siendo muy competitivos ante un Bidaideak que no encontraba la tecla para parar a los locales. Tuvo que llegar el tramo final del segundo cuarto para que los vascos comenzasen a poner en apuros a los pucelanos, que veían como la escasa renta que mantenían se veía superada por el acierto de los visitantes y por varios fallos defensivos que, además, acababan en faltas personales.

Superado el descanso, el Fundación Aliados tenía como principal baluarte al internacional argentino Ruggeri, pero los fallos defensivos de los locales se acentuaban por méritos propios y por un arbitraje que, en muchos momentos del partido, han lastrado a los vallisoletanos a la hora de defender su aro.

El desacierto anotador se acentuaba y era aprovechado por los vizcaínos, que imponían la altura de sus jugadores altos -Jasso, Avendaño y Lorenzo- y que tenían como máximos referentes anotadores a Avendaño, desde la pintura, y al gallego, Mouriz, desde el exterior.

PAtrocinador
oficial

PAtrocinadores

Scroll al inicio